Saludo de Fin de Año

En el marco de una realidad tan compleja y hasta confusa, solo nos queda aunar los brazos y los abrazos, unirnos en la solicitud y el logro de poder detenernos a pensar y concretar nuevas opciones, fortalecidas por el dolor que tantas veces nos permite encontrar otras posibilidades.

Es nuestra responsabilidad educativa sostener las esperanzas en las posibilidades de un mundo mejor y abordar las problemáticas como oportunidades para superarnos.

Una vez más, la mirada en los niños y las propuestas educativas deben ser las prioridades principales y ayudarnos a sostener lo posible, soñar lo mejor y brindarnos nuevas opciones.

¡Los educadores podemos lograrlo! ¡Los luchadores que nos antecedieron nos guían para buscar otras posibilidades sabiendo que jamás podemos ni debemos bajar los brazos!

“…la vida del mundo hay que tomarla como la tarea propia y salir a defenderla. Es nuestra misión.
No cabe pensar que los gobiernos se van a ocupar. Los gobiernos han olvidado, casi podría decirse que en el mundo entero, que su fines promover el bien común.
La solidaridad adquiere entonces un lugar decisivo en este mundo acéfalo que excluye a los diferentes. Cuando nos hagamos responsables del dolor del otro, nuestro compromiso nos dará un sentido que nos colocará por encima dela fatalidad de la historia.

Yo reafirmo a diario mi confianza en ustedes. Son muchos los que en medio de la tempestad continúan luchando, ofreciendo su tiempo y hasta su propia vida por el otro.

En tiempos oscuros nos ayudan quienes han sabido andar en la noche…
…nos entregan el valor supremo de la vida, mostrándonos que el obstáculo no impide la historia, nos recuerdan que el hombre sólo cabe en la utopía.”[1]

Ernesto Sábato. “Antesdel fin”.

¡Seguimos!!!!!
Con el afecto de siempre.
Laura Pitluk


[1] Ernesto Sábato. “Antes del fin”. Memorias. Seix  Barral. Argentina. 1998.