La modalidad de taller en el Nivel Inicial.

LibroHomosapiens2008Recorrido y posibilidades para la educación actual.

LAURA PITLUK

HomoSapiens Ediciones • Año 2008

 

PRÓLOGO DE MIGUEL ÁNGEL SANTOS GUERRA

TODO LO APRENDEMOS ENTRE TODOS.

Cuenta una leyenda persa que, al comienzo de los tiempos, los dioses repartieron la verdad dando a cada persona un trocito de modo que para reconstruirla hace falta poner el trozo de cada uno. Según esta leyenda, no hay trozo pequeño de verdad desechable. El de todos es necesario. El tuyo también. Verdad y comunicación son las dos caras de una misma moneda. Así lo ha entendido la autora de este libro, Laura Pitluk, y todos los especialistas participantes coordinados por ella, y eso dicen que hay que hacer en el aula. Todo lo aprendemos entre todos. Y eso se hace en el taller.

La modalidad del taller se sustenta en principios pedagógicos que, aunque no son exclusivos de esa propuesta didáctica, la conforman de manera esencial: partir de los intereses de quienes aprenden, cooperar para alcanzar objetivos comunes, aprender juntos, respetar a los otros, escuchar con atención, desarrollar iniciativa, aprender jugando, compartir el conocimiento y la emoción…

En el taller no desaparece el papel del docente sino que se transforma en otro potencialmente más rico, más cercano, más estimulante y más creativo… El docente hace con los integrantes del taller “lo que la primavera hace con los cerezos”. Gracias a él (o a ella) cada uno puede ser él mismo y crecer y florecer y fructificar. Este es un libro necesario. Un libro ante el que muchos educadores y educadoras, antes y después de leerlo, se frotarán las manos. Antes, porque es un libro que probablemente estaban esperando. Después porque su lectura no les ha defraudado y les ha llenado de ideas y de ganas. También los padres y las madres pueden celebrar la aparición de este libro. No sólo porque pueden saber cómo trabajan sus hijos en el aula sino porque se hacen propuestas para realizar talleres con las familias.

Este libro habla de aprendizajes cooperativos. Los talleres se realizan en grupos. En ellos se aprende a participar de forma cooperativa. Se aprende a escuchar, a hablar, a interactuar, a valorar lo que el otro dice o hace… Este libro habla de aprendizajes prácticos. Los talleres son precisamente instancias didácticas del buen hacer. Las cosas que se hacen se recuerdan mejor que las que sólo se ven y muchísimo mejor que las que sólo se oyen. Este libro habla de aprendizajes relevantes. Los contenidos que se trabajan en los talleres tienen un especial valor para la educación. No se trata de cuestiones baladíes sino de aprendizajes verdaderamente importantes para las personas. Basta repasar el índice para darse cuenta de ello: plástica, expresión corporal, música, matemática, ciencias naturales, lengua y literatura, títeres… La visión globalizadora es un valor añadido a este libro que, aunque centrado en el Nivel Inicial, establece propuestas didácticas y se asienta en principios que son válidos para cualquier otro nivel. Veamos la coherencia del libro no sólo por su contenido y finalidad sino por la forma en que ha sido concebido y elaborado por la autora. Veamos cómo gira sobre los tres ejes que antes he comentado. Este libro habla de aprendizajes cooperativos. Es un libro de equipo, porque la autora sabe predicar pero, sobre todo, sabe dar trigo. Es decir, que predica con el ejemplo. Por eso ha hecho un libro compartido con otros profesionales en el que la parte de cada uno es necesaria para el excelente resultado final. Este libro habla de aprendizajes prácticos.

Es un libro que nace en la práctica y que se encamina hacia la práctica. No es un libro destinado a llenar los anaqueles de las bibliotecas con conocimientos estériles sino a orientar la práctica de quienes están cada día en las aulas. Se nota que este libro no cae de las nubes sino que sale de las entrañas de la práctica. Este libro no lo puede escribir un simple teórico (y menos un teórico simple). Lo han escrito personas con una larga experiencia, con una profunda vinculación a la práctica. Este libro habla de aprendizajes relevantes. Por eso ha sido escrito desde las convicciones más profundas y desde la pasión más intensa por la educación. No es una obra salida de las mentes de diletantes que jamás han pisado un aula sino de personas que tienen sus pies en el barro del camino. Me imagino a la autora participando en un taller, dirigiendo un taller, enseñando a profesores a llevar a cabo un taller. Me imagino a mí mismo bajo sus sabias instrucciones disfrutando del placer de aprender juntos.

Ha tenido suerte el lector en dar con este libro. Ojalá tenga también suerte la autora porque el lector o lectora que se ha acercado a sus ideas y a sus propuestas sea un profesional sensible y apasionado, capaz de llevar a la práctica aquello que aquí es todavía una propuesta innovadora. En ese feliz encuentro de autores y de lectores este libro desempeña un papel importante, el papel de puente por el que transitar de la teoría a la práctica, de la rutina a la innovación y de la frialdad a la pasión por la tarea. Pues nada, a caminar por este firme, hermoso y valiosísimo puente. Después de atravesarlo, estaremos en la orilla de la innovación educativa. Y estaremos allí muy contentos.

Miguel Ángel Santos Guerra. Catedrático Didáctica y Organización Escolar. Universidad de Málaga. España.